Hablemos de las hamburguesas de Jo Burger en Dublín

Vuelta la burra al trigo (la what?) con el tema hamburguesas. Mirad, os voy a ser sincero, en los restos de bandejas de un comedor de colegio de Leganés hay más CO-CI-NA (pronunciadlo como Susi en Top Chef) que en todo Dublín, pero una cosa sí hacen bien: THE GODDAMN BURGERS. Vale, y los donuts con pijaditas. Y las sopas. Pero ya. Ayer me reafirmaba yo en que la mejor burger es la de Five Guys y Lucypeich me soltó esto:

Así que reto aceptado. Esta misma tarde he ido al Jo Burger a zamparme una buena hamburguesa, concretamente la que ella proponía (sin las patatas, he optado por unos pepinillos en vinagre caseros RIQUÍSIMOS, han sido una sorpresa brutal).

jo2

De Jo Burger no tenía muy buena opinión (leed aquí mi crítica de cuando las publicaba en mi perfil de Yelp) y esta burger era la segunda chance que le daba al local, veamos los resultados:

  • Me ha gustado: la salsa Thai curry estaba de rechupete, hasta me he comido todos y cada uno de los chilis (creo que estoy empezando a aceptar el picante en mi vida, siempre lo había odiado…).
  • No me ha gustado: el pan es gordísimo, rebanadas excesivamente fofas. No me gusta mancharme las manos cuando como, pero las hamburguesas deben poder comerse apretándolas bien con las dos manos. Estas burgers, auténticas torres tipo Towering Inferno, solo falta Paul Newman soplando las llamas, son incomestibles si no es con cuchillo y tenedor. Wrong. Además, el pan no tiene ni un toquecito en la plancha, ni un doradito. Son dos buns pelaos y mondaos, y un poco duritos. Hay que mejorar los buns.
  • Me ha gustado: Bien de cebolla, bien de tomate, bien de salsa. No escatiman y se agradece.
  • No me ha gustado: Las patties, o sea, los dos filetes de hamburguesa sabían un poco neutros. Encuentro que la carne sin salsas de otros locales tiene más garra, sudan esos churretones de pura grasa animal que tanto han hecho por mi bienestar y felicidad pasajera. Aquí puede que haya cometido un error al pedir ternera y no cordero como me recomendó Lucypeich.

jo3

Me ha costado 12 euros la burger y no está mal, pero mejoraría muy mucho los panecillos donde la meten, además de darle un toque de power a la carne. Por cierto, el local de Camden is not anymore, así que he ido al que hay justo al lado de la fábrica de Jameson, que la pobre es como la prima fea de la de Guinness, pero también tiene su aquel.

jo4

Fotos del exterior, ubicada en una zona muy chula por Smithfield, barrio modernito con esa joya de cine llamada Light House Cinema, donde se están marcando ahora un ciclo de Sigourney Weaver (Sigourney Fever) la mar de goloso. La mar de noches, con Mar Montoro.

Y la mejor hamburguesa de Dublín es…

… no me queda más remedio que decir que la de Five Guys, un sitio que me tiene encadenado desde que abrió. Hace poco vinieron mi padre y hermana a Dublín y tenía pensado comer con ellos en el típico pub bonito, ya sabéis, la experiencia completa, su puré de patatas, el cottage pie, la pinta… pero era sábado de partido de rugby, grave error. Jamás he visto un pub tan lleno (era pleno centro de la ciudad… error de rookie imperdonable, pero bueno, a veces ejercer de turista te lleva a actuar como uno). Tuvimos que ir a un sitio donde despachan más rápido: un sitio de hamburguesas. Y uno de mis favoritos, Bunsen.

Veréis, Bunsen es genial, su carta es una tarjeta de visita: tres tipos de hamburguesa (normal, con queso, doble con queso) y tres tipos de patata (paja, normales, sweet potato fries -mis favoritas-), los pedidos van rápidos y, lo más importante de todo, su hamburguesa con queso es DELICIOSA. Brutal. A mi hermana y a mi padres les gustó mucho y salimos del apuro, cada vez era más tarde para comer y lo hicimos decentemente. Pero este pasado fin de semana volví a ir al Five Guys del centro comercial de Dumcondra… Menuda hamburguesa, qué cosa tan rica. Doble con queso, cebolla a la plancha y pepinillos. Sin más. Ni siquiera le eché ketchup. Quería gozar el sabor de la carne y el queso fundidito… gloriosa. Impecable. Vale 10 euros. Los vale.

(No pedí patatas ni batido y tomé de postre un platanito ye-yé que llevaba de mi cosecha, así comes lo verdaderamente rico y te ahorras las mega-fats prescindibles).

¿Qué es el Pancake Day?

Si vas a tu trabajo y el plato especial del día en la cantina (así llaman al restaurante de la empresa) son las pancakes… es que es el día de la tortita y vas a engordar un pelín. Pero oye, las tortitas están top (sigo apostando por las del Vips contra viento y marea) y que el calendario marque que un día en concreto DEBES COMER SÍ O SÍ TORTITAS pues como que muy bien, ¿no? ¡Peor sería lo de The Purge!

“Pero oye, Juan, una cosa… Esto de “El Día de las Tortitas” suena un poco a capítulo de Los Simpson, ¿te lo has inventado? ¿Es que ya no sabes de qué escribir en tu blog TOP y ELEGANTE de Dubín y tienes que recurrir A LA BURDA FICCIÓN?”

Me alegro de que me hagas esa pregunta. Te mataré.

No. No es invención. El Pancake Day existe, YO LO HE TOCADO. Y no se me escurrió entre los dedos porque el Pancake Day, al contrario que el resto de los días, no está hecho de éter, SINO DE PURA PANQUEQUE.

El Pancake Day ó Shrove Tuesday es el día de febrero o marzo anterior al Miércoles de Ceniza (que el primer día de cuaresma -periodo que va del mencionado Ash Day hasta el Jueves Santo-). La cosa va de darse un atracón a comer, un glottonery como el tipo de Se7en, para que luego las penas de la cuaresma sean menos. En la cuaresma se supone que hay que tirarse 40 días a pan y agua, comer moderado, pero los practicantes del Pancake Day me parece que SOLO ESTÁN EN ESTO POR LO DE LAS PANCAKES.

Y ojo a este datazo que he encontrado en esta web donde explican con detalle la tradición, desconocido para el 95% de los Pancakers (guiño a Jimmy Dix):

The ingredients for pancakes can be seen to symbolise four points of significance at this time of year:
Eggs ~ Creation
Flour ~ The staff of life
Salt ~ Wholesomeness
Milk ~ Purity

Sandwiches guays en 147 y Fallon & Byrne

Una de las cosas mas chachis de Dublín es que, dentro de que comen horriblemente mal, hay ciertos productos que trabajan muy bien. Uno de ellos es el café, far superior than the coffee we have in Spain. Otro, que pueden llegar a bordar son los sándwiches (aquí metemos cualquier bagle, wrap, bocata, baguette… todo lo que vaya entre dos superficies de harina es un sándwich, ok? Un “entrepans”, como dicen en Cataluña, qué acertados ahí). En España a la hora de la comida no es muy normal irse a comer un bocata. Somos más de menú, ese querido menú del dia, qué rico, qué maravilla, qué nadie nos lo quite. Pero aquí en Dublin es lo más normal del mundo (de hecho, es la norma) comerse un sándwich en el lunch. Gracias a Dios, hay locales que luchan contra esa mediocridad del “bocata de pollo y de ahí no me sacas” y, bebiendo de unas influencias claramente norteamericanas, se están currando unos sándwiches que puedes morir del gustito.

dsc03858

Os voy a recomendar un par de sitios donde los bocatas son de algo copete: Deli 147 y Fallon & Byrne. El primero es uno de mis sitios favoritos de toda la ciudad. Yo voy por el café, pero los sándwiches son brutales (seguir su cuenta de Instagram merece la pena solo por deleitarse con el making of), tienen una variedad notable y el sitio se ha ganado familla gracias a ellos. Respecto a Fallon & Byrne, el sitio se merece un post individual, pero diré rápidamente que es un sitio super-pijo con comida gourmet (tipo Rincón del Gourmet del Corte Inglés, para que os hagáis una idea), o sea, que cuesta todo un riñón and part of the other (… this is not my real English).

dsc03855

Sin embargo, la oferta diaria de sándwich + sopa (¿el menú del irlandés?) del Fallon & Byrne es potente y aceptable de precio, con sándwiches muy ricos (las sopas ídem, solo vigilad que no sean muy picantes –esta gente le pone picante a todo-) y muy variaditos, que si Brie con pepino, que si el de pastrami, que si el New York Reuben o como se diga, que si el Croque Mesieur… de todo.

dsc03857

Ojo, aquí la gente almuerza a las 12 del mediodía. No es aconsejable intentar ir a mesa puesta, en Deli 147 y Fallon & Byrne las mesas a esas horas están disputadísimas, que es una palabra muy fea.

Fotos del post de Fallon & Byrne (o sea, mías, pero que lo que retratan es Fallon & Byrne, hice las fotos en el deseo de robar su alma y llenarme de bocadillos gratis)

Dealz arrasa con todo en Dublín

Dealz, ese fenómeno humano y duodenal que es una filial de Poundland, ese singular supermercado que vende todo a 1 euros, 2 euros, 1,50 euros y precios similares; se lo está llevando crudo. Sé que en Madrid también empezó fuerte. Aquí crece de forma temible. Loida y yo teníamos un restaurante que nos encantaba llamado RAMOS (sin relación con el jugador de fútbol nacido en Camas). Era un restaurante griego de buffet, te ponías absolutamente fino (entendiendo fino como GORDO) por 8 o 9 euros, comiendo pollito en salsa, albóndigas, hummus, ensaladas, mousaquitas ricas y demás maravillas from the Greek Gods. Este restaurante compartía espacio con otros mexicanos, americanos, italianos… en un gran centro comercial de restaurantes llamado Epicurean Centre.

El Epicurean Centre lo chaparon de la noche a la mañana y ha estado cerrado varios meses. resulta que el sitio empezó a funcionar hace 16 años con mucha fuerza, con varios chefs destacados de Irlanda apostando por abrir locales en el centro… pero a poco fue entrando en el abandono y cierta cochambre (de “centro de restaurantes gourmets” no tenía nada, las cosas como son), así que acabó chapando. Acaba de reabrir reformado en un Dealz gigante, el más grande de todo Dublín. Y Loida y yo nos hemos quedado sin nuestro gozo griego. ¿Qué será de la familia Ramos? ¿Se habrán reubicado en otra parte de la ciudad? ¿Han cesado su actividad? Sería una pena, cocinaban comida casera griega, de batalla, del día a día, auténtica y riquísima.

Ramos, ¿estás ahí? ¿Puedes oírnos? ¡Mándanos una señal!

Five Guys: La mejor hamburguesa de Dublín (y de mi vida)

Lo han conseguido. Los chicos de Five Guys han hecho lo imposible: servir las hamburguesas de las películas. Una de sus cheeseburgers envueltas en papel albal es como comerse una hamburguesa Big Kahuna de Pulp Fiction, es la hamburguesa de las películas americanas. Creo que la hamburguesa nació para ser ruda, guarra, una comida para mancharse los dedos de grasaza, del queso fundido, del juice propio de la carne que chorrea… no quiero refinamiento en mi hamburguesa; y esta es LA HAMBURGUESA MÁS GUARRA, MÁS RICA Y MÁS PERFECTA QUE ME HE COMIDO NUNCA. Y he comido unas cuantas. Puede que la cheeseburger del Bunsen se le acerque, tendré que volver para comparar pero… hoy en día, sin duda Five Guys es el mejor sitio para zamparse una burger en Dublín (tengo que actualizar la lista).

img_20161030_145054

Five Guys fue anunciado en muchos periódicos y webs en plan “¡¡Llega Five Guys a Dublín!!” y yo estaba en plan “Who??”. Parece que esta gente se ha ganado buena fama en USA y UK dando hamburguesas sencillas (le puedes meter bacon, queso, pepinillos y algún otro topping, pero no se complican más la vida) a precios competentes. Ya está, buenas burgers a precios decentes (no baratísimos). La hamburguesería está en el centro comercial de Dundrum, que se va a convertir para mí en La Meca, ya que cerca del mismo está la tienda de cómics donde les tengo encargadas unas cuantas series (mi “pull list” como ellos dicen), Big Bang Comics (ya os hablaré de ella con más detalle).

El sitio no tiene nada especial, decoración básica y ligeramente yanqui (pero no colores pastel tipo Dinner, no es ese rollo). Pero la hamburguesa: ese queso que se funde, se derrite entre las patties y te chorrea en los dedos… Esa carne deliciosa y bien hecha (nada de chorreando sangre, ¡qué asco!)… Ese pepinillo DELICIOSO y dulce que le aporta el contrapunto perfecto al conjunto… FAN ABSOLUTO. PARA SIEMPRE.

img_20161030_142944

PD. Las patatas, saladísimas, crujientes y bien de tamaño, fritas en aceite de cacahuete, son también ricas, guarras e imprescindibles. Los batidos ídem, directos y riquísimos.

PD. 2 Leo que Five Guys llega también a España, ID POR VUESTRA VIDA.

thefive

Dublín es el paraíso de la comida basura

Ya hemos hablado aquí de la comida basura de Dublín, rica y plena. Pero merece la pena insistir. Porque esta gente trabaja el producto que da gusto. Esta gente hasta ofrece sandwiches de patatas fritas de bolsa en los aviones. El cielo es el límite (y se propusieron alcanzarlo lanzando un avión con sandwiches de patatas fritas… maldita sea…). A lo que íbamos, que aquí la competencia en lo que a comida basura se refiere es grandísima, una batalla de precios que es toda una ventaja para el consumidor que, como Loida y yo ayer sábado por la noche, quiera ponerse guarro. ¿Quieres fritanga de la buena? ¿Churretones de aceite requemado, calorías a tutipleni, poderío que atraviesa el papel de estraza? YOU ARE IN THE RIGHT PLACE.

bk-chicken-fries-hed-2014
Esto aquí lo peta bien (pero para comer a lo guarro, mucho mejor ir a sitios cutres con carteles escritos a rotulador, ¡vive la experiencia completa!)

Hay una calle que nos queda cerquita, Dorset Street, que es algo así como la Avenida del Guarreo: pollo rebozado, comida india con sus mil arroces y mil salsas, patatas fritas por doquier, hamburguesas congeladas, kebabs y doners generosos… ¡No sabíamos qué elegir para comer mientras veíamos nuestro X Factor en la tele! Acabamos optando por un pack bien ajustadito de precio. Por 9,99 EUROS nos llevamos todo esto:

  • 2 hamburguesas de pollo
  • 4 piezas de pollo rebozado (nos metieron una de regalo en la caja)
  • 2 de patatas fritas
  • 2 bolsitas de ketchup (las salsas extra las cobran a 50 céntimos la bolsita y nos agarramos a nuestros dos ketchups como el poderoso al trono)

Comimos horriblemente unhealthy pero hay noches que la llamada de la grasa es poderosa. En Dublín, especialmente. Otro día tenemos que meterle caña a toda esa comida india inexplorada (el picante no es lo nuestro, pero se puede regatear…).

PD. Loida tiene muchos posts de comida en su blog Mundo Gordoncho