Así que vas a venir a Dublín… ¡pues cuidado con esto!

¿Acabas de aterrizar en Dublín? ¿Vas a pasar unas-minivacaciones en esta ciudad famosa por su “good craic” (buen ambientillo, buen rollo)? Seguro que tienes ganas de patear Temple Bar, tomarte una buena pinta y, con un poco de suerte, ver a un leprachaun… pero antes de eso, quizá te convenga leer esta lista de dangers para el recién llegado. Esto es pintarte lo peor, lo que no sale en las guías de la Lonely Planet, para que no te pille desprevenido y puedas disfrutar de lo que verdaderamente merece la pena. Sin mas dilación, he aquí mis humildes recomendaciones/apuntes:

dsc04057

Nunca des un paso sin una mochilita con un chubasquero: Vete en manga corta si quieres (allá tú…), pero NUNCA salgas del hotel sin un chubasquerito. Pese a que a veces sale el sol debes tener claro que, tarde o temprano, lloverá. Los paraguas son inservibles porque los fuertes vientos que soplan por aquí te lo dejan inservible en dos minutos, quebrando sus varillas como Anthony Blake tu voluntad.

Mucho cuidado con los seres voladores: Aquí hay dos peligros, palomas y gaviotas. Ambas han ignorado el pacto de no interponerse en el camino de los hombres (pacto que también se saltó Superman en Superman I) y se dedican a ACOSAR a los viandantes. Las palomas dublinesas son como los niños pequeños, que van del punto A al B sin desviarse, y lo mismo les da si pasa un ser humano por delante, ni alteran su trayectoria ni se percatan de elementos externos. Las palomas se mueven de manera absolutamente imprevista, son agentes del caos como Heath Ledger en The Dark Knight, y como te despistes te las puedes tragar de boca. No asumas que “son palomas y van a apartarse”… no, no, aquí a lo mejor te tienes que apartar tu. Stay vigilant. Muchas veces he fantaseado con salir a las calles de Dublín con una sartén en la mano y cuando me pase una paloma a sus habituales dos centímetros de mi cabeza, ZÁS! Sartenazo que te crió. Ave que vuela, TO THE FUCKING CAZUELA.

Respecto a las gaviotas, las odio. Quedan muy bonitas en las postales y en las fotos, suspendidas en el aire como cometas, pero en la vida real dan asco. Se pelean entre ellas como estrellas del pop, destrozan las bolsas de basura rapiñando tus sobras y, al igual que las palomas, te pasan tan cerca de la cocotera que el corazón te da un vuelquito. ¿Te imaginas que el primer día en Dublín te arrebatan un ojo de tu cara? Evítalo estando siempre al loro. Si las ves en la calle y las vas a ver porque, según una reciente estadística, en Dublín hay más gaviotas por metro cuadrado que personas (dato absolutamente inventado), te aconsejo que las rodees o te mantengas a una distancia prudencial. He visto a gaviotas arrancándole de las manos a un tío un sándwich en pleno centro de la ciudad, y a mí me persiguen a veces cuando salgo a correr porque quieren clavarme su retorcido pico, ¡NO LO CONSEGUIRÁS GAVIOTA, SOY HOMBRE Y SOY SUPERIOR A TI!

2212 - Caricatura de un knacker irlandes

Puestos a esquivar cosas, LAS PERSONAS: Un tipo de de personas en concreto, los denominados knackers, O sea, los borrachos-chonis-kinkis de Dublín. Son “inofensivos”… hasta que se les va la pinza y dejan de serlo. Los distinguiréis rápido porque 1) Van mamaos a las doce de la mañana, sin atender a convenciones sociales; 2) Van hablando a grito pelao con su respectiva novia/novio, generalmente reprochándose cosas el uno al otro (aquí es imprescindible un poco de acting y fingir que no estás escuchando como una persona le habla a gritos a otra que puede estar en la acera de enfrente, andando a tu lado); 3) Huelen que alimentan. Esquívalos y sigue tu camino. Aquí sí hay un pacto, y es respetado por ambas partes.

Bah, hace un sol que flipas, hoy paso del chubasquero: ¿Qué parte de “tarde o temprano lloverá” no has entendido?

Horario “europeo”, sincroniza tu reloj: Usa la regla de las “dos horas menos”. Si en España comes a las dos, aquí a las doce. Si una tienda te cierra a las ocho, aquí ha chapado a las seis, si no antes (ahora en verano hay un poco mas de manga ancha “por lo del turismo”, pero tampoco te creas). Si vienes al puro turisteo, quizá te convenga dejar pasar las horas a las que come el dublinés que sigue trabajando en estos meses (de doce a dos) y comer a partir de entonces, que estarán los sitios un poco mas despejados.

Dublín es una caja de cerillas: Este es un consejo doble: en primer lugar, la ciudad es tan manejable que puedes (y debes) ir andando a todas partes. Los autobuses son muy poco de fiar (en su aplicación te dicen que el próximo pasa en cuatro minutos, te relajas y TRACATRÁ, acaba de pasar) y el LUAS (tranvía) te lleva a muy poquitas partes y no demasiado deprisa. Si vas a moverte por el centro y no te importa caminar, usa tus patitas para moverte. Y la segunda parte del brico-consejo: la ciudad tienes sus cuatro o cinco atracciones populares, y estos meses los turistas los inundan todos, así que elige bien cuándo ir (primera hora de la mañana y lunch time).

Haz la vista gorda con las basuras: Aquí entienden que tener contenedores de basuras, sitios donde concentrar la basura y que las moscas revoloteen, es asqueroso. Así que hacen otra cosa mucho mas asquerosa, una especie de double-dare: sacar las bolsas de basura tal cual, a cuerpo, a las aceras de las calles a última hora de la tarde o primera de la mañana. O a cualquier hora, para qué engañarnos. Dichas bolsas de basura pueden estar destrozadas (y la basura esparcida por la acera, como habitualmente ocurre en mi calle) tras haber sido picoteadas y VANDALIZADAS por mis gaviotas queridas. No os fijéis mucho en esto, pensad en las ovejitas, los duendes y los tréboles de cuatro hojas.

???????????????????????????????

La gente habla peculiar: En cuestión de “formas raras de pronunciar el inglés” no conozco nada más delirante que el escocés, pero el irlandés también se las trae. La gente de aquí habla raro y, en una primera toma de contacto, puede costar entenderles. Como suelen ser simpáticos y rara vez niegan la ayuda al forastero, si no te entienden o no les entiendes lo mejor es repetirlo.

Atento a las colas, que se hacen al revés: En tiendas, marquesinas de autobuses y en everywhere, hacen las colas en el sentido opuesto al español. O un poco apelmazados, sin marcar bien su puesto en la cola. Venga, digámoslo, no tienen ni idea de hacer colas.

Hay mas cervezas que la Guinness: La Guinness está muy rica y, by all means, tómate una buena pinta a la salud de tus días de relax (atento a como el barman te la sirve del grifo haciendo un interludio para que la bebida repose antes de terminar de llenarte el vaso), pero no hace falta que te consumas únicamente Guinness. Si vas a tomar más cervezas, pide cualquiera de las craft beers (cervezas artesanas) que suelen tener en los pubs. Ricas, ricas.

Precios locos: En los SPAR, los LONDIS y los CENTRA (delis, pequenos mercaditos de alimentación y cosas para el hogar) se suben a la parra con los precios. Una Coca-Cola te puede costar tres euros y un sándwich entre cuatro y cinco. Sí, sí, un sándwich. Aunque sea un ogro empresarial y todo eso, para un apuro o almuerzo/cena cutre es mejor recurrir al TESCO (o al LIDL, el ALDI o el SUPERVALU) donde la Coca pueden ser dos euros y el sándwich dos cincuenta. Ademas en estos supermercados REGALAN la bollería. Ya digo que esto es para cuando te has fundido mucha pasta durante el día y conviene contener gastos por la noche. El TESCO, por cierto, pasa del “horario europeo” y suele abrir de siete a diez y media de la noche.

Si necesitas dinero, sácalo en cualquier lado: Esto se llama cashback y lo explico mejor aquí. Compras una manzana, la pagas y el tendero te dice “Do you want cashback?”, o sea, que si quieres que el tendero te cobre diez euros con cincuenta céntimos. Cincuenta céntimos de la manzana y los 10 euros porque quieres tener cash en tu bolsillo. Me llegan ecos de que en España esto ya lo está haciendo un banco o una red de gasolineras o qué sé yo, bueno, pues eso. En cualquier caso, en el centro de la ciudad hay bastantes cajeros.

Aquí comen cosas muy raras: Te ataca el demonio del hambre y te ataca fuerte: tienes que dejar de patear la ciudad, pedirte un bocata en uno de esos delis y sentarte en cualquier lado a devorarlo (ver siguiente consejo). Vale, si lo quieres recién hecho (que es más barato y más rico que uno ya empaquetado), el sándwich-maker te va a preguntar que si quieres “Butter or mayo?” en las rebanadas del pan (puedes decir “nothing”, no obligan), si quieres lechuga y tomate lo pides diciendo “salad”, y luego ya puedes meterle lo que te salga del orto: tuna, egg, bacon, ham, turkey, peppers, cheese… ¡el cielo es el límite! Si pides pollo indica “plain” o “spicy”, a veces te lo ponen picante sin preguntar, y no es plan. En algunos delis, hay uno en plena O’Connell Street que lo anuncia a su entrada, ponen el bocata de pollo nacional a dos euros. Una ganga. Un bocata de pollo con “salad” y sin nada más cuesta habitualmente entre 3’50 y 4 euros.

Pro-tip: Recuerda pedirle al sándwich-maker “can you cut it in half?” para mayor facilidad a la hora de comerlo. Aquí no entienden muy bien lo de “cerrar” un bocata, ellos ponen las dos tapas de pan y los rellenan hasta el embarazo, lo de apretarlo luego tú con tus manitas para darle un bocao y que se salga toda la comida por los bordes a ellos se la suda, así que yo siempre pido que me lo corten por la mitad para luego apañarme un poco mejor.

Quieres sentarte a comer el bocata: No podrás sentarte en ningún sitio porque no hay un maldito banco en esta maldita ciudad. Bueno, miento, en algunos puentes de los que atraviesan el Río Liffey (no el Happeny Bridge ni O’Connell Bridge, precisamente) hay algún banquito. Good luck with that.

Taxi: Si tienes una urgencia y necesitas un taxi para ir a toda pastilla a algún sitio (¿tienes que volver corriendo al hotel a por una lanza con la que EMPALAR gaviotas?) lo de pararlo levantando la mano cada vez funciona menos. Ahora todo es pre-booking. Aquí los uber y los taxis todo es lo mismo (de hecho, en Dublín solo puedes ser Uber si eres taxista). Bájate la aplicación de My Taxi, que es muy sencillita de usar, que te geolocalice tu móvil y pide tu tasis.

En los pubs se paga en el momento y se pide en la barra: Vale que no en todos, pero generalmente tienes que ir tu a la barra, pedir lo que quieres de comer y beber y abonarlo en el momento. He visto a turistas indignados marchándose de pubs porque no venía nadie a atenderles. Es un poco rollo a veces, sí, que te apetece dejar tus bolsas llenas de compras innecesarias, posar tu culito blanco en la silla y que vengan ellos… pero es lo que hay.

Y yo creo que de momento ya. Recuerda que Dublín está guay pese a todo lo dicho. En serio.

Tenemos nueva chica en la oficina

No, no se llama Farala (¿¿Farala??) pero sí, sí que es divina. Es la chica que vive conmigo. La misma que se tiene que comer mis “guisos caseros” (ay, madre…). Y la que se queda sin su bata rosa muchas noches porque me la pongo yo (a ver, contra el frío todo vale… además, su tacto es precioso, su suavidad… me protege y me acaricia, es el verdadero abrigo aliado). Bueno, a lo que íbamos, que Loida tiene nuevo trabajo. And that is good.

Seguiremos informando.

Mi postre favorito de la historia, cortesía de Dunnes Stores

No sé muy bien cómo definir Dunnes Stores… ¿un Corte Inglés cutre? Sí, mira, lo he definido a la primera. En su supermercado venden unos postrecitos de los de llevarte a casa y tomarte después de la cena. En este caso, estas mini-pots dulces, tenían la “oferta” (ejem) de dos por ocho euros… con lo que cada vasito te sale a dos euros. ¿Merece tanto la pena como para pagar dos euros? Es la cosa más rica que he comido en mi vida, así que SÍ.

img_20161124_181050

Ojo, a Loida le parece DEMASIADO DULCE… y tiene razón. Pero si os gusta lo extraordinariamente dulce hasta el empalago (en la vida y en el postre), bienvenidos al mejor postre de vuestra vida. Se llama Sea Salted Caramel & Belgian Chocolate Mousse… que es un nombre demasiado largo. Llamadlo copita de chocolate y caramelo. ¡Qué rica, qué golosa, qué maravilla! ¡¡Llegó desde un mágico lugar, perfeccionada por dedicados Umpa Lumpas, para endulzarnos la vida!! Oh, copa grandiosa, muéstranos el camino…

img_20161127_120633

Este postrecito tiene una capa de mousse de chocolate (la más gordita), una capa de caramelo “sea salted” deliciosa, luego viene la capita de galleta espectacular, todo esto rematado por unas virutitas de chocolate on the top absolutamente juguetonas. Es de un tamaño bueno porque yo soy un glotón y creo que como unidad está bastante bien. No te quedas con ganas de más, no te roban el dinero.

img_20161127_145549

Dos vasitos serían 4,50 euros por separado, así que a veces pillo las dos copitas de mousse de fruta de la pasión y mango para compensar. Están muy ricas, sí, pero ni punto de comparación con las Sea Salted. Qué maravilla. No me canso de ellas. Ojalá nunca desaparezcan de mi vida.

img_20161127_145609

IMG_20161127_120706.jpg

Un café bueno, un café horrendo, un helado glorioso

Si en este blog sobre LA VIDA DE DOS ESPAÑOLES EN DUBLÍN me paso casi más tiempo hablando de comida y bebida que de Dublín es porque soy absolutamente tragaldabas. Me encanta comer, si alguien me llama en mitad de una comida QUIERO MORIR, el mejor momento de mi día libre es irme a una cafetería a leer… En fin, un señor viejo y panzudo. Así que hoy estamos aquí para recomendar un café y para alertar del peligro que supone otro, uno que es 100% horrendo. Empecemos con lo bueno, el café de Joe’s.

Joe’s es una de nuestras cafeterías favoritas de Dublín. Tiene un par de locales en la ciudad pero el nuestro es el que está dentro del centro comercial Arnotts (suerte de Corte Ingles menor, muy menor), entre Henry St y Abbey St. Si estáis por el centro de Dublín de compras o turismo y os apetece un buen café, huid como de la peste de Insomnia (cadena Irish donde el café sabe a rayos) o del café que dan en Centra, Londis y similares. Venid a Joe’s de cabeza.

DSC03176.JPG

El local es muy elegante, con lámparas y un juego de colores sobrios pero no serios, me gusta la mesa comunitaria y las banquetas… aunque confieso que a veces echo de menos un buen sofá donde reposar este hermoso culito. Lo mejor, claro, es el café. Pedid un latte grande y tendréis uno de los mejores cafés de Dublín, rematado con la formita en la espuma por uno de sus baristas, por supuesto. Importante no echar azúcar al café. Ni a este ni a ninguno. Si probáis un café de cualquier sitio y uno de Joe’s notareis la diferencia. Antes valía 3 euros el normal y 4 euros el “exótico”, pero ahora han subido el normal y bajado el exótico. Vamos a seguir pidiendo el normal, no nos engañéis.

DSC03185.JPG

Tienen algun bollito, aunque poca cosa, ademas de sandwiches, ensaladas y zumos embotellados super-caros. Jamas nos hemos acercado a ellos. Otra cosa guay de Joe’s es su loyalty card, por cada cinco cafés, uno gratis. Esto es norma en Dublin y rara es la cafeteria que no tiene Loyalty Card, asi que pedidla siempre.

SUPER TIP LA PINTA ROJA: Si os entra un pis urgente, o un popochito, no teneis que salir a la calle. Subid a la planta 2 (mujeres) y 3 (caballeros) de Arnotts para hacer de lo vuestro. De nada.

dsc03177

Vamos con el café malo, DANGER! DANGER! Bueno, dos. Alerta doble. El café en Dublín es TOP. Como ya he dicho en repetidas ocasiones, un café en Dublín es un producto “Premium”. Lejos de ser ese “ABC” de Espana y su “café con leche caliente o templada”, aquí te los preparan baristas profesionales (formados en ACADEMIAS, que concursan en competiciones MUNDIALES) y te ponen un café ESPECTACULAR DE SABOR, con dibujitos encima y una cremita muy disfrutable. Importante: nunca, NUNCA, echarle azúcar al café. El azúcar se come el sabor del café y no hace falta ninguna. Cada vez que voy a Madrid tengo que echarle uno o dos sobrecitos de azúcar al café con leche que me ponen (ese sabor del café es rudísimo asi a pelo), pero en Dublin llevo dos anos sin echarle azúcar al café. Sin embargo, el hecho de que el café este tan rico en tantos sitios no significa que este rico EN TODOS LOS SITIOS. Os digo dos donde no debéis pedirlo bajo ningún concepto: Insomnia y KC Peaches.

El primero es una cadena irlandesa de cafeterías (que en teoría le planta cara a gigantes extranjeras como la americana Starbucks y la británica Costa –su chai latte es formidable y una bomba calórica-) cuyo café sabe directamente a rayos. No he probado los rayos, pero no deben saber mucho peor. De Insomnia me gusta su logo y su combinación de colores. SU CAFÉ ME PRODUCE ARCADAS. De KC Peaches os recomiendo pedir una ensalada o un bollito, todo muy rico, pero la única vez que probamos un café en su local frente al Trinity College, sentimos un asco muy intenso. Lei luego en algún foro que eso es que tienen la maquina de café mal calibrada porque en teoría su grano de café y la propia maquina es buena y tal y cual… no se, no pienso comprobar si ha mejorado.

DSC03186.JPG

Otro asunto son las maquinas de café habilitadas por estas cadenas (Costa, Insomnia o Bewley’s) y que puedes ver en delis tipo Centra/Spar o en gasolineras. No piquéis. El café, hecho por una maquina, no dejan de ser polvillos sin ese toque humano del barista que sabe como preparar y servir un café. Aunque si no os queda mas remedio, pillaos el de la maquinita de Bewley’s que tienen dentro del Dunnes Stores que hay frente a la estatua de James Joyce en pleno centro de Dublin. El sabor es casi pasable (keyword: casi) y creo que vale 1,50 euros, mas barato que ningún otro de la ciudad.

NUNCA cometáis el tremendo error de pedir uno de esos cafes de un euro del Subway. Ese producto caliente que sirven, evidentemente, no es café. A lo mejor es Makolate

Y oye, ya que estamos… ¿habéis probado la fórmula Café + Helado? Es loca. Es gozosa. Quería recomendaros los helados de Ben & Jerry’s. La mayoría de ellos, pero no cualquiera. Son GLORIA. Gaynor. Dicen que el helado de Ben & Jerry’s es como el hombre negro: una vez lo pruebas, no vuelves a lo de antes (Häagen-Dazs). Ojito al helado de Reese’s Pieces (o helado de peanut butter cups porque no hemos querido pagar derechos…)

p3

Este helado, Dios le bendiga, nos ha dado noches de gran felicidad. Obviamente, una vez lo abres y pruebas la primera cucharada, es metafísicamente imposible no acabarse la tarrina entera en esa sentada. Esto es entre dos personas, claro, pero me atrevo a decir que en una noche loca me podría pimplar entera la tarrina yo solito, y supongo que alguna vez lo he hecho (ahora mismo no lo recuerdo, pero me parece una proeza muy mía, encaja con mi perfil). El sabor, claro, es pura maravilla. Los “tropezones” de peanut butter saben totalmente a Reese’s Pieces (uno de los productos más ricos jamas creados por el hombre) pero lo que está aún mejor es la crema del helado, que sabe igualmente a Reese’s Pieces pero aún mas soft y delicioso. Es un helado ideal para sentirse gordoncho, para entregarse al bolismo.

Fotos del posts hechas en Joe’s cuando hacía un poquito más de luz solar…

Las mejores burgers de Dublín

DSC03377

Como lo prometido es deuda (salvo para los políticos), he aquí uno de los posts que dejé programados para que se publicaran en La Pinta Roja mientras nosotros estábamos de vacaciones. En el momento en el que leáis estas líneas es posible que estemos gozando como nunca en Roma… aunque también es posible que estemos sudando como pollos en Roma, con lo que si vosotros no estais de vacaciones y con un ventilador cerca, eh, es posible que estéis “mas agradables” que nosotros (que no mejor). En cualquier caso, este blog no va de nuestros viajes en Roma, sino de nuestra vida en Dublin, asi que hoy os presentamos… NUESTRAS HAMBURGUESERÍAS FAVORITAS.

La mejor hamburguesería a la que podeis ir en Dublin es Bunsen, una maravilla por dos motivos fundamentales: el primero es que su cheeseburger es una de las hamburguesas mas ricas que comeréis nunca; y, en segundo, su carta es una tarjeta de presentación en la que vienen las dos hamburguesas que tienen y los dos tipos de patatas que tienen. Listo. Simplicidad al poder. Que gozada ir a un sitio y saber lo que tienen y lo que quieres en cuestión de 10 segundos, quizá menos. (Sus patatas son simplemente normales, aprobado justito… aunque suene a burrada yo que vosotros me pediría dos cheeseburger).

Otra joyita es The Counter Burger, que me hace un poco menos de gracia desde que se que pertenece al mismo emporio que Eddie Rocket’s (una super-cutre que explota el concepto de diner americano, la comida es muy justita, no vayáis). En Counter puedes hacerte tu propia hamburguesa marcando en un papel el tipo de pan, carne, quesos, salsas y toppings. Cualquier locura que crees te la resuelven con nota. Pedid una combinación de dos quesos distintos y acertareis seguro. Imprescible acompañar la Burger con Sweet Potato Fries, una absoluta maravilla. Y los onion rings son tirillas casi en tempura que están muy ricas y no acartonadas como en otros lares.

Una muy apanada es Gourmet Burger Kitchen, que tiene deals muy interesantes como hamburguesa, entrante y algo mas por 10 euros. Las hamburguesas están ricas (las mas ricas suelen ser las que no entran en la oferta, claro). Como digo, un buen sitio para burgers un poquito mas ricas que las del McDonalds pero sin exagerar. Eso si, probad sus batidos, son una locura. Hay mas hamburgueserías por ahí, pero de las que he visitado estas tres son las que mas me convencen.

El Spire, ese monumento insulso del centro de Dublín

E4324-Spire-of-Dublin

He aquí uno de los monumentos más feos ever de cualquier ciudad europea. Dublín es una ciudad parca en monumentos o edificios bonitos, así que a alguien se le ocurriría que necesitaban “algo grande en el centro de la ciudad, que llame la atención”. Un pincho gigante llama la atención, sí, pero exactamente dos segundos. Una vez descubres que el Spire (“aguja”) es un pincho gigante y ya (no tiene un topping divertido como nuestro querido Pirulí), lo ignoras completamente por los siglos de los siglos.

25831647

Bueno, cuando le dieron rollito “lightsaber” con iluminación especial con motivo de la nueva de Star Wars pues sí, estuvo cachondo, pero una vez acabada la promoción, vuelta al ignoramiento. Spire, eres feo. Y no tienes sentido.

Dice la Wikipedia que también se llama “Monument of Light”, lo que es una ironía teniendo en cuenta que todos los dublineses lo mantienen EN LA SOMBRA (see what I did here?). Mide 121 metros (eso son muchos Fernandos Romays uno encima del otro) y fue diseñado por los arquitectos de la firma Ian Ritchie, que dicen los muy delincuentes que el Spire une arte y tecnología… pues hombre, a lo mejor si trepas los 121 metros encuentras allí un cuadro perdido de Velázquez… pero desde la base ya os digo yo, amigos de Ian Ritchie, que de artístico tiene poco. Eso sí, como sitio para quedar es ideal, “quedamos en el Spire” es como quedar en el Oso y el madroño o el kilómetro cero.

Luas: el tranvía que hace más huelgas que trayectos por Dublín

Hoy nos han mandado un emilio aragón (en pie) en el trabajo que ha sido demoledor. Es una lista de las próximas jornadas de huelga organizadas por los trabajadores del LUAS. ¿Por qué no harán como los chinos y a las crisis las llamarán oportunidades, “claro, crisistunidad”, que diría Homer?.

DSC02890

Esta gente sigue amenazando con cortarte la mano si te cuelas en el LUAS (ver foto de arriba), ¿¿pero quién se la corta a ellos cuando incomunican a toda la ciudad?? (sí, hay buses, pero NO ME HAGÁIS HABLAR DE ELLOS). Atentos, que vienen curvas:

Subject: Disruption to Luas Transport Services May 2016

Dear All,

Please be advised that Transdev, the Luas Operator, has issued a statement advising customers that services on both the Red and Green Lines will face serious disruption due to strike action on the following dates:

  • Thursday 28th April
  • Wednesday 4th May
  • Friday 13th May
  • Friday 20th May
  • Thursday 26th May (4 hour stoppage from 3pm to 7pm)
  • Friday 27th May

Please note the following important information:

  • Luas tickets will not be valid on services of other public transport service providers during this strike action.
  • Luas will not be providing an alternative transport service.

For more information please see: https://www.luas.ie/stike-info-aprmay16/

Please find attached a copy of the Inclement Weather and Disruption of Transport Services Policy for your reference. If you have any queries, please don’t hesitate to contact your HR Business Partner.

Kind Regards,

PD. De lo de “Scarlet4u” de la foto hablaré en otro post, que lo merece.