12 apuntes de fin de año en Dublín

???????????????????????????????

Como venimos haciendo cada año en este blog (… vale, es la primera vez que lo hacemos, let’s pretend here, people), vamos a repasar en 12 pastillitas lo más destacado del año. Concretamente, lo más destacado que nos ha pasado a Loida y a mí desde que vinimos a Dublín:

  1. Soy más blandito que la masa con la que hacen el Blandi-blú. A mí un día soleado en esta ciudad me parece un guiño que el destino me hace a mí y solamente a mí (vale, a esa señora que vende pescado en Moore Street, también). Descubrir que en Dublín hace mucho más sol del esperado ha sido fenomenal (ahora solo falta lo del trabajo, la casa de dos plantas, el perro y plantar un abedul. Sí, dije abedul).
  2. Las duchas eléctricas de esta ciudad van como un tiro… en nuestro caso solo tenemos un pequeño problema por ciertas “deficiencias” de nuestro piso: debemos esperar 20 minutos entre ducha y ducha.
  3. Conseguir piso fue todo un hit que contamos en nuestro podcast como se merecía. En serio, por precio y situación es muy buen alquiler. ¿Por el sol que entra por las ventanas? No, por eso no tanto. Digamos que Michael Fassbender en “Hunger” tiene más luz en su celda.
  4. Hemos descubierto una cosa riquísima (que seguramente se compone de auténtico veneno para el cuerpo) llamada “Coffee Mate”. Digamos que ya no concebimos el café solo, black, sin un par de cucharaditas de este invento de Nestlè.
  5. Todas y cada una de las películas que hemos visto en cine desde que llegamos han sido entre buenas y muy buenas, una racha que no recuerdo anteriormente en mi vida (a menos que enlazar “Estallido” con “Batman Forever” sea una buena racha -sí, vi ambas en cine, he tenido una vida rarísima-). A saber: Gone Girl, Fury, Nightcrawler, Interstellar, The Hunger Games: Mockingjay Part 1, The Hobbit: The Battle of Five Armies (a mí esta me gustó menos, pero a Loida, que es fan de la saga, mucho).
  6. Aunque a los que vamos habitualmente son los Cineworld y los Savoy (por cercanía), me encantaría ir más a menudo al Light House Cinema, donde montan ciclos muy chulos y proyectan pelis antiguas o diferentes la mar de interesantes. ¿El problema? Mmmm… no tengo trabajo.
  7. De los knackers ya conocíamos sus vestimentas y modos de actuación, pero jamás pudimos sospechar que un día nos encontraríamos con Salchichino
  8. En Dublín hay gente muy chunga
  9. Halloween se vive por aquí como si la hubiera creada el mismísimo James Joyce; y lo mismo podríamos decir de la Navidad
  10. Es obligatoria una excursión a Howth a poquito que estéis más de dos días en Dublín
  11. Las Leaving Parties siguen siendo las fiestas más celebradas en Dublín (pese a que hemos descubierto un nuevo fenómeno, el de los españoles que regresan a Dublín tras haberla abandonado hace años— caso de Loida y un servidor)
  12. Descubrir que en Dublín la gente tunea sus coches como si fueran Rudolf el reno de la nariz roja es otro gesto cariñoso de esta ciudad hacia sí misma. Esta gente me cae muy bien.

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!

???????????????????????????????

The terrible and wonderful reasons why I run long distances

???????????????????????????????

En la biblioteca central de Dublín (que está dentro de un centro comercial y es un poco sospechosa) me pillé hace poco un libro maravilloso, “The terrible and wonderful reasons why I run long distances”.  Es una especie de “novela gráfica”, una cosa brevísima que se lee de una sentada (yo lo leí con la lamparita de la mesilla de noche antes de caer en los brazos, fornidos y lujuriosos, de Morfeo), y es uno de los libros con los que más me he identificado en mi vida.

Yo no corro largas distancias como el crack que ha escrito y dibujado el libro, pero sí que corro exactamente por las mismas razones que el autor: no quiero volver a ser la bolita de Cheetos que era en mi infancia. Y tampoco quiero dejar de comer. Corro mucho porque como mucho. Y no voy a cambiar. Me encanta comer, disfruto engullendo como un gorrinillo. Como con el ansia de un mamut y el frenesí de una zarigüeya en celo. Como, efectivamente, como ni no hubiera un mañana. Y por eso corro. Y corro. Y vuelvo a correr. No soy un “runner”, solo quiero mantener a raya a mi antiguo yo. Y, a veces, cuando corro, me lo paso bien.

???????????????????????????????

 

Eso sí, NI LOCO me planteo lo de salir a correr sin los auriculares como el autor del libro. A veces puedo correr 15 o 20 minutos sin oír mi obligado podcast o mi selección de Katys Perrys y Ellas Hendersons, pero generalmente salgo a correr entre 50 y 60 minutos y no podría estar tantos minutos a solas con mis pensamientos y mi sufrimiento físico. No soy el tío más exótico del mundo a la hora de correr, mis lugares habituales por Dublín son: dar vueltas a Montjoy Square, llegar hasta Dublin 9, acercarme a los Docklands, llegar a Fairview Park, etc. Me encantaría ir a correr a Phoenix Park, pero me queda tan lejos de casa que a día de hoy ni siquiera lo contemplo.

???????????????????????????????

Y en lo que se refiere al libro: es divertidísimo, los dibujos son entrañables y bien concisos (unos muñequitos chubbies entrañables), y es un regalo excelente para todas aquellas personas que conozcáis que se dediquen a correr. Hasta me lo podéis regalar a mí, lo he puesto en mi WishList.

??????????????????????????????? ??????????????????????????????? ??????????????????????????????? ??????????????????????????????? ???????????????????????????????

Los reno-coches invaden Dublín por Navidad

Un “reno-coche” es un coche tuneado a modo de reno, con un par de cuernecitos en el techo y una divertida nariz roja en el morro. Cada día veo 3 o 4 reno-coches circulando por Dublín y me dan ganas de aplaudir. Le sonrío al señor o señora que ha tenido a bien desparramar la Navidad por encima de su coche, con ese espíritu infantil, ese ánimo de darlo todo en la tontería, que tanto aprecio de y en los irlandeses (ver el caso de Halloween para más datos). ¿Alguien me puede decir si esto también pasa en Madrid?

???????????????????????????????

???????????????????????????????

Os dejo algunas fotillos más de la ciudad tomada por la Navidad. Una pena no haber sacado una del Belén que han montado en la GPO (General Post Office, la oficina central de Correos), bastante pobre comparado con el montan en Madrid. Parece que aquí prefieren gastarse los cuartos en las personas que no son de cera.

??????????????????????????????? ??????????????????????????????? ??????????????????????????????? ???????????????????????????????

10 cosas que nos molestan a los que no tenemos trabajo

1. No tenemos trabajo

2. Que los amigos y conocidos te propongan echar el CV a auténticas mierdas a las que ellos jamás echarían el CV

– Pero ¿has echado el CV para ser charcutero del supermercado de las ratas?

– Deseo tu muerte.

3. Que los amigos y conocidos sospechen (desde sus torres de marfil) que no estás haciendo todo lo posible para conseguir un trabajo

– Mmmm, ¿has mirado en las webs de trabajo? ¿Pero te has apuntado en la web de la propia empresa?

– Gracias por salvar mi vida

4. Que se levanta una barrera entre la gente que trabaja y nosotros. No importa la vida anterior, la barrera solo se supera cuando consigues trabajo y te unes a la facción ganadora.

5. Que tu valía real como profesional es un factor que desaparece de escena, el único factor es la posesión (como en el Barça)

6. Que desaparecen las rutinas de tu vida y lo mismo comes a las dos que a las cinco y cuarto, ¿a quién le importa tu lamentable vida?

7. Que pasas mucho más tiempo del establecido por la humanidad con el pijama puesto

8. Que muchos días tienes ganas de volver a acostarte porque a la hora de estar levantado ya sabes exactamente cómo va a transcurrir todo (Sandro Rey no tiene poderes de verdad, simplemente aplica su experiencia en el paro)

9. Que día a día vas haciéndote un poquito de menos, al ritmo de la sociedad

10. Que tienes que rellenar desde cero tus datos personales, tu nombre de usuario, tu contraseña, tu vida laboral y cuántas veces has hecho el pino puente en todas y cada una de las ofertas de trabajo a las que te apuntas durante el resto de tu vida (LinkedIn, ¿no deberías estar para esto?)

Por lo demás, todo bien.

La Pinta Roja 1×07: ¡Receta mejorada!

???????????????????????????????

Tenemos un nuevo micrófono y el podcast ahora suena de lujo, ¡vas a creer que estamos Loida y yo a tu vera, susurrándote al oído! Además, divididimos el podcast en secciones, ponemos canciones que suenan en las radios dublinesas y hasta comentamos una peli de Isabel Coixet, ¿te vas a perder esta joya del podcastismo?

http://www.ivoox.com/pinta-roja-1x07_md_3813599_wp_1.mp3″ Ir a descargar

CONTENIDOS: Leer más “La Pinta Roja 1×07: ¡Receta mejorada!”

La venganza de Liam Neeson y la venganza de Dublín

taken___liam_neeson_by_antsupoju1-d4z8mwd

Anoche, Loida y yo volvimos a ver “Taken” (“Venganza” en España), la película en la que Liam Neeson le come la tostada a Bruce Willis, Stallone, Schwarzenegger y compañía. “Venganza” es Los Mercenarios 1, 2, 3, 4 y 48, todas a la vez. Es sencillamente maravillosa. Y, ensimismado en su disfrute, apenas pude anotar en mi mente la idea para un post: “La venganza… de Dublín”. ¿Pero venganza de qué, exactamente? Leer más “La venganza de Liam Neeson y la venganza de Dublín”