En Dublín DROGAS NO, y medicamentos tampoco

Hoy he ido al TESCO, el supermercado KING de Irlanda y el Reino Unido, con toda la ilusión del mundo a comprarme unas cuantas medicinas (de esas que apenas funcionan pero que acabas comprando un poco ya por costumbre) para atajar este catarrazo-cold-flu que me ha atacado con nocturnidad y alevosía. He pillado un par de cajitas de Panadol (tipo Frenadol o Rinomicine en España), una de sobrecitos con 1000mg de Paracetamol y la otra con pastillas de 500mg, por darle un poco de diversión a la cosa. El problema ha venido cuando he ido a pagar y la cajera me ha dicho lo siguiente: “No puedes llevarte más de un medicamento en la misma compra”. WHAT???!

Mirando un poquito en la red (Google killed the Journalism Investigation) parece ser que en los supermercados de UK e Irlanda no se pueden despachar más de 16 pastillas de una tacada, mientras que en las farmacias el límite son 32. Que, ojo, yo lo que he hecho es pagar mi compra normal (esa paella con chorizo del TESCO entre otras cosas… al final hasta se le coge cariño…) con una caja de Panadol y; luego, pagar “en otra compra” inmediatamente después, sin perder mi puesto en la cola, mi otra caja. Solución propuesta por la propia cajera. Es decir, una soberana gilipollez. Hecha la ley, hecha la TRUMP.

Se dice, se comenta, que esto responde a una ley instaurada en UK en 1998 para no ponerse ciego a Paracetamol y pillarte un viaje bueno. Literalmente, “to reduce the incidence of paracetamol overdose”… ah, pero, ¿la gente de verdad se droja con esto? Mí no entender. En fin, que nunca te acostarás sin saber una cosa más. No sé cómo está esto en España, pero claro, en España no suelo comprar medicinas en el Alcampo o el Mercadona… aquí es lo más normal del mundo comprar en los supermercados las medicinas over the counter (o sea, las que se pueden conseguir sin prescripción). ¿Para qué darte el viaje a la farmacia cuando te las puedes llevar con los plátanos y las latas de atún?

Bueno, pues eso, que si no vuelvo a escribir, sabed que he muerto feliz con mi Panadol overdose. O habré muerto del catarrazo. Lo que antes me lleve.

 

Anuncios

A reponer

???????????????????????????????

Mañana vuelve Anita Santos a su piso, aka El piso donde estamos viviendo como gumias desde hace ya más de una semana. Nos ha venido genial estar aquí por un millón de motivos: ahorrarnos los 200-300 euros de un hostel cutre de la calle de los hostels cutres, estar en pleno centro para ir a hacer papeleos varios de bancos, PPS Number (el número de la seguridad social de aquí -ya nos extenderemos sobre el tema-) y salidas a pisos, etc. Anita, como excelente host que es, nos dejó todo preparado como si fuera un hotel para nuestra semana aquí. El problema es que ella me dio la mano… y yo le cogí el brazo. He arramplado con varias cosas que no sé si eran para nosotros o no. En cualquier caso, esa es la lista de cosas que tengo que ir a comprar al Tesco (el supermercado de aquí, como fusionar el Carrefour con el Mercadona y añadirle unas gotitas del Alcampo) para reponerle antes de mañana.

PS. He pensando que “Anita Santos” puede ser un nombre excelente para nuestro negocio de churros (además de un homenaje a nuestra gran “facilitator” en nuestra nueva aventura dublinesa). Más sobre dicho negocio en un futuro post.