Mis problemas con el inglés, más de dos años después

Me sigue costando el inglés o, más concretamente, el irlandés, que como ya os dije es un idioma distinto. Hagamos una pausa antes de iniciar el camino del post para detenernos en dos expresiones con múltiples posibilidades:

  1. Croqueta-mente: hacer algo de forma contenida y prieta, como una bolita de bechamel y trocitos de jamón a punto de ser devorada. No se me ocurre ninguna situación práctica donde aplicarla.
  2. Con Creta-mente: hacer algo con el espíritu de Creta y los cretenses en el pensamiento, presentes en la acción aunque sea en espíritu. Tampoco se me ocurren situaciones.

El tema es que el irlandés me sigue costando. Entre que los irish hablan muy rápido y que pronuncian como para su solapa, ignorando los más de 30 años de distancia que me separan de su idioma, me sigue costando HORRORES entender bien y a la primera a cierta gente. Mayormente, al irlandés que ha vivido siempre en Dublín. Tienen un acento tan cerrado que es prácticamente indescifrable. Y mira que llevo ya tiempo por aquí, pues nada…

Me frustra porque empiezo a creer, sinceramente, que es culpa suya. Sí, claro, soy yo el que he venido a tu ciudad a vivir pero… ¿qué tal hablarme como si no fuera tu colega del barrio? ¿qué tal hablarme como si no hubiéramos ido juntos al cole de pequeños? No te pido que me hables deletreando y a veinte por hora, como si no supiera inglés, solo te pido que ralentices un pelín… que ENUNCIES un pelín… que te comportes como si el idioma fuera un puente para unirnos. ¡Crucemos juntos el puente de la manita, fundámonos en un abrazo erótico que nos una ya por siempre!

Esta frustración sale a relucir cuando hablo con un irlandés, nunca con un no irlandés. Esto es así: con un irlandés hay veces que ME TRABO. Como si no supiera inglés. Me pongo nervioso, siento que no estoy a su altura verbal, debo escalar rápidamente esa pendiente y repaso mentalmente la frase que acabo de decir mientras afino el dial de mi oreja para descifrar su próximo trabalenguas… hay tantas variables que rara vez atino con UNA CONVERSACIÓN FLUIDA con un irlandés.

Debo mejorar, podría poner empeño en TRY-TRY-TRY pero hay veces que lo único que pienso es “ni te entiendo ni te interesa”… Mañana nos vamos a Glasgow un par de días. Allí no creo que mejoren las entendederas, precisamente.

Anuncios

En Dublín no se habla inglés, se habla irlandés

Una de los choques culturales más fuertes que uno sufre al llegar a Dublín es que aquí no se habla inglés. Ni el pobre inglés que aprendimos en el cole ni el inglés americano popularizado por el cine y la televisión. Tampoco el inglés estirado de los pijos de Londres, ni siquiera el inglés ininteligible-pero-gracioso de los escoceses… no. Aquí se habla el inglés irish, un idioma lleno de complejidades, malentendidos y litros y litros de alcohol (el alcohol debe haber jugado un papel fundamental en el desarrollo del habla aquí, es un idioma como de resaca permanente, dicho esto con todo el cariño, ninguno). Vayan tan solo unos ejemplos que a mí me siguen dejando a cuadros cada día (literalmente, muto en un marco y me cuelgo de un museo cada vez que esto se pronuncia cerca de mí):

Any / Algo, alguno / Se pronuncia “ENI” pero aquí dicen “ANNIE”, Any??? Do you have Annie Apple?? My name is not Annie, I am a gentleman!

Five / Cinco / Se pronuncia “FAIF” pero aqui dicen “FOIF”, Foif??? ¿¿Qué número es foif?? ¿Qué dígitos misteriosos y alternativos manejáis en esta ciudad?

Wife / Mujer, esposa / Se pronuncia “WAIF” pero aquí dicen “WOIF”, Woif??? ¿¿Qué es un woif?? En general, los irlandeses aplican esta norma de ponerle una “o” o todo lo que sea “i”. Five, Wife, Side, Light, Might, Bright… aquí es Foif, Woif, Soid, Loight, Moight, Broight…

R / Erre / Se pronuncia “ARR” pero aquí dicen “ORR”, Orr?? ¿de ORTO? Cuando tienen que deletrear su propio país (ROI – Republic of Ireland) dicen cosas loquísimas como “ORR-OU-OI”… con lo que podríamos entender que viven en un país llamado OROUOI, un nombre aún más descompensando que HUAWEI

Bunny / Conejito / Se pronuncia “BANNI” pero aquí dicen “BONNIE”, Bonnie?? ¿Bonnie Tyler? I need a hero indeed for these corruptors of English!

Husband / Marido / Se pronuncia “HASBAND” pero aquí dicen “HOSBAND”… Les encanta la letra “o” y la cuelan siempre que pueden. Sunny, Bloody, Sunday, Fun… es Sonny, Blodie, Sondei, Fon…

12 euros / 12 euros / Se pronuncia “TUELF EUROS” pero aqui dicen “TUELF EURO”, es decir “12 euro”, 12 euro, pisha?! Compadre, me parece que te ha caído un plural por el camino. A no ser que mágicamente hayas fundido una moneda por valor de 12 euros y la misma haya sido aprobada por la fabrica de moneda y timbre en una aprobación exprés entre el momento en el que abrías la boca y el momento que la cerrabas… Pero en esta harina de los plurales no quiere meterme ahora, que me va a llevar un sofoco y ahora mismo no…

My mum / Mi madre / Se pronuncia “MAI MAM” pero aquí dicen, ojo, “MI MOM”. Si, amigos, esto no es producto de vuestra imaginación (ni de la mia). Un irish usa “Me mum”, el pronombre me en lugar del posesivo my. Tiene su puntito de ternura, ya que no dicen que su madre sea “suya” sino “parte de ellos”, literalmente es “YO” pero en Madre.

Purchase / Compra, adquisición / Se pronuncia “PORCHEIS” pero aquí dicen… no,vale, aquí lo dicen bien. El tema es que una compi del trabajo lo pronuncio una vez como “PURCHOIS” y sono a “POOR CHOICE”, lo que no deja de tener su gracia teniendo en cuenta que era una compra suya…

Puedes leer mas cositas de la siempre exigente lengua irlandesa pinchando aquí

Puedes recibir un cursillo rápido en acento irlandés en este post de Wiki How

Commuting en Dublín: De casa al trabajo y viceversa

diccionario

En Dublín hay autobuses (Dublin Bus), tranvías que hacen huelga constantemente (LUAS) y una especie de Cercanías para ver los pueblecitos cercanos y costeros (DART). Con vuestra Leap Card estaréis bien cubiertos a la hora de usar cualquier medio de transporte, os hacen descuento en todos ellos, así que recordad cargad vuestra tarjetita y a viajar sin miedo. Estos tres son los medios de transporte a usar para hacer commuting, es decir, trasladaros de casa al trabajo y del trabajo a casa. “Do you commute?” “I commute”. Han transformado la expresión “CÓMO ME TRASLADO PARA IR DE CASA AL TRABAJO” en un un verbo. Para esto son unos figuras. “Google it” se dice más rápido que “búscalo en Google”.

Yo suelo usar el LUAS porque pasan muchos continuamente (cada 3/5 minutos) y porque los tranvías son rápidos, ajenos al trafico, y directos. La pega es que solo hay dos líneas (RED y GREEN) que NO SE COMUNICAN ENTRE SÍ (no hay transbordos, error) y que llegan a muy poquitas partes. Van arriba y debajo de la ciudad y, una vez te bajas, generalmente te toca andar un ratito hasta tu lugar de destino. Desde mi parada del LUAS hasta mi trabajo hay 20 minutos a paso ligero (aunque mi trabajo está en uno de esos descampados/parque industrial separado de todo, así que no es una medida muy fiable, los paseos suelen ser de cinco minutillos).

bus

El autobús es mucho mas preciso en sus “dejadas”, te suele dejar mas cerca de tu destino final. Eso sí, el tráfico en Dublín a ciertas horas es infernal y sus horarios son muy poco fiables (fíate únicamente de su App, nunca de los horarios que puedes ver en las postes de sus paradas o en internet). A mí lo de estar retenido 15 minutos cuando estoy tan cerca de la meta me da asco, así que NUNCA uso el bus. Salvo cuando el LUAS no te lleva a donde quieres (como el IKEA o básicamente cualquier lugar muy alejado del núileo central de Dublin).

Para excursiones fuera de Dublín, tenéis varias empresas de autobuses (como Bus Eireann, ese perrillo corriendo es inconfundible) o el tren de toda la vida. Hay incluso ferries funcionando, pero no hemos explorado esa vía. Ah, también están las Dublin Bikes, claro, pero eso es harina de otro costal.

Piropo out of nowhere

diccionario

Hoy, en una cafetería un pocobastante cutre que hay cerca de mi trabajo a la que me he metido a refugiarme del granizo (por la mañana daba el solaco en la cara como en Sevilla en agosto, pero luego ha granizado en tres tanditas, Welcome to Dublin!), ha ocurrido algo insólito, me han piropeado. Que tengo percha y soy absolutamente deseable no es ningún secreto (si acaso, a voces), lo que ha sido sorprendente es el piropo en sí. Como calentar asiento de gratis no se estila mucho en los locales (salvo en los McDonald´s, donde muy pocas veces echan a los que no consumen -gracias, Ronald-), he pedido un latte. Cuando la camarera, una dublinesa con chispilla, me lo ha servido me ha dicho:

“There you have it, sweet cheecks”.

SWEET CHEEKS??? Jajajajaja, me ha encantado. Nunca nadie me había llamado “sweet cheeks”. El Urban Dictionary ofrece varios significados, yo me quedo con el tercero, en tanto no soy mujer.

¿Cómo se dice “qué tal” en Dublín?

diccionario

Una de las expresiones más comunes en Dublín es “you all right?”, que viene a significar “qué tal”. Al igual que en español, el emisor del “you all right?” no espera que le cuentes tu vida, no es una pregunta real, es una forma de entablar conversación, un ice-breaker.

Cuando ves a alguien que hace tiempo que no ves, cuando te cruzas con un conocido por la calle, cuando quieres pedir algo en el pub y la barra está petada y por fin el barman establece contacto visual contigo, cuando te acercas al tendero del Spar, cuando entras en el Subway y te diriges al bocatero… YOU ALL RIGHT?

You all right? para todo. Aunque pidas un café y te sirvan ácido calentito que desgarre tu esófago y tu cuerpo se calcine… You all right?