Centro comercial de Dundrum, ¿el mejor centro comercial de Dublín?

Sí, este es un post sobre un centro comercial. Mirad, Mallrats de Kevin Smith me chifla, no como película en sí (que está muy simpática) sino por el hecho de que transcurre en un centro comercial. Me gustan los centros comerciales. Soy una mente sencilla. 

El centro comercial de Dundrum es un centro comercial como Dios manda: gigante y desmesurado, con una oferta de tiendas inacabable, todo lo contrario que esas pequeñeces de Dublín centro, como el Ilac Centre (que cuenta, eso sí, con una magnífica biblioteca pública pese a la gente sospechosa que alberga) o el de St. Stephens Green (justo enfrente del parque, de arquitectura bonita pero reducidísima oferta comercial). A mí me queda a tomar viento de casa (media hora larga andando hasta la parada del LUAS de St Stephens Green y otra media hora corta en el trayecto en tranvía) así que voy allí con misericordia, que diría Loida (¿una vez cada mes y medio?).

dd3

Voy, mayormente, a recoger mis comics a la tienda Big Bang Comics (situada al ladito del centro comercial, en uno de sus lomos) y a zamparme las hamburguesas del Five Guys (donde ya he desarrollado un pedido estándar: cheeseburger con onions y pickles, fuera patatas que no son nada del otro mundo, y remato con batido de peanut butter y banana, por ejemplo). Pero hay mucho más, tenéis tiendas para aburrir, de ropa, de comer, de beber: Marks & Spencer, Primark, Tesco, Starbucks, peluquerías, cafeterías, carnicerías, tiendas de regalos, aparcamiento, cajeros automáticos, la “zona de fuentes”… y muchos sitios donde comer.

Como el notable The Counter Burger (crea tu propia hamburguesa marcando panes, toppings, quesos, tipo de carne y demás en un papel), uno de esos Nando’s que tan poca gracia me hacen, un Itsa (ricas sopas y ricos bagels), un Wagamama, un restaurante de Jamie Oliver (creo que el único en Dublín), el mencionado Five Guys,  y varios más. Yo suelo leer mis comics recién comprados en el bb’s, un sitio donde hacen unas muffins muy ricas y un café francamente regular, asé que si lo pido suele ser americano, a palo seco. Esta gente no está para florituras. Foto de lo que me zampé una vez en bb’s aquí debajo:

img_20161119_092639

Pero si me quedo aquí es por la cantidad de luz que entra, al estar “al aire libre” dentro el centro comercial (vamos, que no está dentro de sus propias cuatro paredes) y frente a los ventanales de la entrada del centro comercial, aquello es una explosión de luz y de color. La luz no puede desperdiciarse en Dublín. A mi me viene guay para leer, para alegrar el espíritu y para meditar sobre el sentido de la vida. Pero sobre todo para leer.

Ahora tienen puesta la pista de patinaje donde están los niños dándolo todo (guiados por unos pingüinitos-manillar para que no se caigan absolutamente entrañables). Yo no pienso aventurarme a ponerme unos patines y partirme el coxis aunque eso podría propinarme una baja laboral con lo que… oye, os dejo, tengo que ir a hacer una cosa. Un saludo.

Anuncios

Autor: JR DEL ROSAL

Superhombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s