Desubicansados en Dublín: Trabajar cada semana con un horario distinto

DSC03071.JPG

Dublín es pequeñita pero matona, no (solo) porque haya gente que literalmente te asesina en las calles, sino porque está llena de actividades non-stop. Conciertos, festivales, presentaciones, charlas, obras de teatro, maratones, ciclos de cine japonés, actuaciones callejeras… Bien, de todo eso Loida y yo solemos acudir a un total de CERO COSAS: los dos tenemos turnos cambiantes, shape-shifters, en nuestros respectivos trabajos. Cada semana nuestro horario de trabajo es distinto (“we work shifts”, que se dice aquí). Una semana podemos trabajar de lunes a viernes de 10.30 de la mañana a 7 de la tarde para la siguiente trabajar de domingo a jueves de 3.30 de la tarde a 12 de la noche.

Esto deja varias secuelas: para empezar, ojeras y comer mal (te rompen el sueño y la comida, los dos pilares). Para continuar, perder un poco la noción del calendario (crees que es viernes cuando aún es jueves, te sorprendes al volver a casa y ver a gente en la calle arregladita -¡ah, que es viernes noche!-). Para rematar, un “desperdiciamiento” del tiempo libre: estás tan desubicansado™ cuando acabas el laburo que solo quieres llegar a casa, ponerte el pijama y enchufar un capitulo de Blindspot mientras navegas-por-navegar en internet (… vale, que seamos absolutamente viejos también influye).

Lo de los turnos cambiantes y metamorfoseadores no es algo único, aquí es la norma. Ya trabajes en un Subway, en el cementerio de Glasnevin o en una empresa internacional de las muchas que hay aquí (por de lo de pagar menos impuestos, están todas aquí), lo normal es ir cambiando de días y horas cada semana. ¿Por qué es la norma? Ni pajolera idea, he pensado mucho en esto y no acabo de dar con EL MOTIVO. No me emociona especialmente tener un horario nuevo cada semana porque es difícil adoptar esas rutinas de sueño, comidas y lo que se viene llamando la vida diaria. Algunas semanas te viene genial poder levantarte tarde y tener toda la mañana libre, pero a la siguiente a lo mejor te toca levantarte a las seis de la mañana para empezar a las 7, con lo que te pasas toda la semana zombi y cuando llega tu día libre solo quieres dormir como una marmotilla.

Resumiendo: si venís a trabajar aquí sabed que vuestras horas serán un bamboleo continuo a no ser que tengáis suerte y os toque una cosa más tradicional. Good luck.

Anuncios

Autor: JR DEL ROSAL

Superhombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s