Yo 1 – Revisores 0

Luas-at-the-Green.jpg

Decíamos ayer… que era mejor no meterse en el LUAS sin pagar, porque los revisores pasan muy a menudo, a horas verdaderamente locas. Bueno, pues si antes lo digo, antes me salto mi propio consejo. Esta mañana iba muy apurado de tiempo, llegaba mi LUAS de las 6:37 am y he tenido que ir corriendo para pillarlo. Me he metido sin pasar la tarjetita, he evitado a los borrachos a la hora de sentarme (Dublín es un campo de minas, minas meaning drunks) y me he sentado tranquilo pensando “bueno, es demasiado temprano como para que venga un revisor”… bueno, pues PUM, revisor in da house.

Yo iba a lo mio, con los auriculares puestos pero el MP3 apagado, y leyendo el maravilloso libro Ayoade on Ayoade: A Cinematic Journey… cuando he escuchado a lo lejos un “your ticket, please” seguido de un “thank you”, repetido varias veces, en una sospechosa cadencia revisora que avanzaba lenta pero segura hacia mí. Estaba atrapado, tenía mi Leap Card en el bolsillo, sí… ¡pero no la había usado! No había opción de cambiarse de asiento, no podía asesinar al revisor delante de tantos testigos y no había ninguna parada a mano para escapar (la gente suele bajarse ESCOPETADA en cuanto se suben los revisores, delatándose automáticamente como CULPABLES… pero evitando la multa). El revisor llegó a mi asiento y me dijo “your ticket, please”. Podría haberme dicho “I don’t need to see your ticket because you are amazing, sir”, pero no, me pidió el billetito.

En ese momento pensé que, ya que llevaba mis auriculares puestos, y que estaba leyendo un libro super-focused, y que iba vestido con traje y corbata (como me exigen en mi trabajo), lo mejor era NEGAR-NEGAR-NEGAR. Ya que mi tarjeta tenía saldo suficiente para pagar el precio de uno, dos, tres y hasta siete trayectos, y puesto que era un señor que iba DE TRAJE Y CORBATA, y puesto que le estaba dando mi tarjeta SIN NISIQUIERA MIRAR AL TIPO… pensé que todo eso influiría de forma decisiva cuando su condensador de fluzo portátil detectara que mi tarjeta no estaba “HOT” puesto que no había sido usada. Pues bien… toda mi presión psicológica, mi traje, mi corbata, mi despreocupación, mis poderes mentales, doblegaron la voluntad de la maquina, que no PITÓ. El revisor me devolvió la tarjeta, me dijo “thank you” y yo respire tranquilo. The power of the mind. The power of three.

Anuncios

Autor: JR DEL ROSAL

Superhombre.

4 comentarios en “Yo 1 – Revisores 0”

  1. Pero esto no puede ser verdad! Es el sueño de cualquier adicto a colarse en el transporte público como yo (mentira, no lo hago, pero ME GUSTARÍA). Ahora la cosa está en averiguar si llevan años haciéndonos creer que esas maquinitas funcionan cuando en realidad son de juguete. Otra duda que tengo al leer esto es por qué el LUAS no contempla poner las maquinitas para validar el billete… dentro del fucking tranvía?!!!

    Me gusta

    1. Es verdad que no hay barreras a la hora de colarse en el LUAS y es MUY APETECIBLE colares… pero los revisores son constantes e imparables. No cesan.

      Las máquinas para validar billete dentro del LUAS tampoco garantizarían nada, ¿no? Te sientas sin fichar y listo. Lo que sí ayuda, sin duda, es tener saldo en la Leap Card. Puedes decir “acabo de pasar la tarjeta por la maquinita antes de subir”… ¿cómo prueban que no la has pasado si sus máquinas portátiles son, como se ha demostrado, FALIBLES?

      Máquinas falibles, the movie.

      Me gusta

      1. Claramente has encontrado un glitch en el concepto “revisión de billetes” y nada volverá a ser igual porque esto crea un antecedente muy dangerous.

        Me refería más bien a la que la validadora de billetes (si es que se llama así) estuviese dentro del tranvía por si llegabas justo para subirte a él no tuvieses que picar fuera y pudieses hacerlo dentro, pero habiendo descubierto el punto ciego en el sistema del LUAS who cares now!

        Cuando hagáis la Pinta Roja desde Moscú querré que nos aclares la leyenda de que las puertas en el metro de Moscú están abiertas (ergo apetece colarte, sobre todo si eres español) pero si no introduces el billete… ¡se cierran sobre ti casi despedazándote!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s